Piensa. Aliméntate. Ahorra


 
El PNUMA, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, promueve en todo el mundo la difusión de información relativa al cuidado y conservación del medio ambiente, así como iniciativas en distintos frentes, desde el manejo energético, el trabajo con sustancias tóxicas y el desecho de sustancias de todo tipo hasta el cambio climático y los conflictos y desastres naturales.

Entre sus actividades principales figura el patrocinio del Día Mundial del Medio Ambiente, que este año tiene como lema "Piensa.Aliméntate.Ahorra", que no es otra cosa que una campaña para de reducir los desechos y pérdidas de alimentos.

Según la FAO cada año se desperdician 1,3 billones de toneladas de comida. Esta cifra es impactante, y más aun si se sabe por estimaciones que equivale a la producción alimentaria de todo el África Subsahariana.
A pesar de ello, la paradoja de gente que no tiene qué comer: Una de cada SIETE personas del mundo se va a dormir con hambre, y cerca de 20 MIL niños menores de 5 años mueren de hambre diariamente.

Considerando tanto el punto de vista humanitario como el de conservación y cuidado del medio ambiente, el tema de este año pretende dar a conocer el impacto que tienen las decisiones que tomamos al momento de alimentarnos, y se busca que cualquiera de nosotros al tomar estas decisiones lo hagamos informados al 100%.


La FAO estima que UN TERCIO de la producción alimentaria mundial se pierde o es desechada, lo que ocasiona serios desequilibrios ambientales, además de ser una oportunidad perdida para alimentar a cientos de miles de hambrientos en todo el mundo.

Consideremos que el desperdicio de comida no involucra únicamente a ese alimento que se desecha, sino también a todos los recursos utilizados para producirla. Piensa: Para producir un litro de leche se gastan 1.000 de agua, para producir UNA hamburguesa, 16.000 litros.

La producción global de alimentos es un tema para tomar muy seriamente, ocupa 25% de la superficie habitable, un 70% del consumo de agua, un 80% de deforestación y un 30% de gases de efecto invernadero. Es la actividad que ha provocado más pérdida de biodiversidad y ha degradado el cielo.

Tomar decisiones informadas antes de alimentarse implica aquellas que generen menor impacto en el medio ambiente, como la comida orgánica, que contiene pocos o ningún producto químico o el consumo de productos locales, que no han requerido traslados o refrigeración costosos y que generan contaminantes de todo tipo.
 
Piensa. Aliméntate. Ahorra.

1 comentarios:

Olli dijo...

Hello Mel!

How are you? Have you been birding at all lately? Looking forward to hear from you :)

Yours, Olli